Archive for the ‘UCB’ Category

Articles

Senate Bill 185

In Estados Unidos,UCB on 28 septiembre, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: El emigrante – Celtas cortos

¿Pretende el logo del partido republicano representar al americano medio? ¿Es realmente la obesidad mórbida el rasgo distintivo de este país?

Junto a la puerta sur del campus universitario suelen colocarse todas las asociaciones, hermandades y lobbies universitarios. Si usted quiere unirse al club de esgrima, la asociación de gays y lesbianas asiáticos, la hermandad gamma-pi-kappa (o cualquier otras tres letras griegas seguidas) o la Iglesia Evangélica debe pasarse a la hora de comer por Sproul Plaza y la puerta sur. Para atraer a la gente suelen darse flyers para que pases por sus locales a tomarte una cerveza o a comer gratis, te dan comida gratis allí mismo o te la venden a un precio modesto. Por ejemplo, hoy había una mesa en la que se vendían galletas, pasteles, madalenas y bollería selecta. Los precios variaban de la siguiente forma (aproximada, que no he tomado nota y recito de memoria): 2.25$ la unidad para varones blancos, 1.75 para asiáticos, 1.50 para hispanos y 1.25 para negros (*). Estos precios se veían reducidos a la mitad si el comprador era mujer. Como sospecharán, el puesto de venta de bollos era realmente una forma de protesta de las juventudes del partido republicano contra el sistema de discriminación positiva que sigue el estado de California. Hoy, martes, era el segundo día que se ponían allí y por lo tanto había un centenar de personas pertenecientes a los denominados grupos minoritarios, aquellos favorecidos por las medidas controvertidas, gritándoles de todo menos guapos a los estoicos vendedores de pastas. Y entre medias, la policía.

Las leyes que favorecen la discriminación positiva llevan muchos años aplicándose. Por ejemplo, hoy en día las notas de corte para acceder a la universidad pública de California son diferentes en función de su raza y sexo. De la misma forma, entre varias personas con las mismas habilidades, el mismo curriculum y, en principio, igual de preparados para ocupar un puesto de trabajo en una empresa pública o relacionada con el sector público siempre se escoge para el puesto al que pernezca a una minoría. Sin embargo, lo que ha desatado la polémica actual es la SB185 que, a las normas que he mencionado antes, añadiría un sistema de cuotas. Se fijaría un porcentaje mínimo de personas asiáticas, negras, hispanas o nativas americanas que debieran acceder a la universidad de California cada año. Al partido republicano no le gusta y al demócrata sí.

Las medidas de discriminación positiva pretenden acelerar el procesos de integración de personas que históricamente han disfrutado de menores posibilidades de acceder a ciertos puestos de trabajo, estratos sociales o niveles educativos. Y estas medidas, aunque los políticos puedan llegar a decir que son la solución, son en el mejor de los casos sólo una forma de acelerar un cambio social que, sin intervención, tardaría generaciones en llevarse a cabo. Sin embargo, y he aquí la controversia, es muy probable que sin un cambio en la educación de los ciudadanos y el paso de muchas décadas el problema no se solucione con simples leyes. Además, como su nombre indica, son medidas discriminatorias y, por lo tanto, no son del gusto de las personas discriminadas. Todo esto es muy razonable, tan razonable como que las personas que históricamente no han disfrutado de las mismas oportunidades o derechos no se resignen a vivir marginados y a que el cambio no le llegue ni a ellos ni a sus hijos, sino a sus nietos. En definitiva, que el problema es de difícil solución e imposible compromiso entre partes afectadas.

En Berkeley, la mayor parte de la población es blanca o asiática debido a que la mayor parte de los estudiantes son blancos o asiáticos. Existen también comunidades hispanas y negra que, por lo general, se encuentran muy bien integradas en la vida universitaria. Es decir, el problema racial es inexistente en Berkeley. Si uno viaja a Oackland o a Richmond las cosas deben cambiar bastante debido en gran medida a la menor capacidad económica de los habitantes de estas ciudades. Como no he estado en estas ciudades no opinaré aunque en mis múltiples viajes por California he podido observar que, por ejemplo, que casi todos los cocineros y cajeros de los restaurantes son negros o hispanos mientras que los obreros o las señoras de la limpieza suelen ser hispanos. De la misma forma casi todos los trabajadores del campo son hispanos. Para encontrar un blanco atendiendo al público uno tiene que irse a un restaurante caro o a un banco. Los asiáticos, en cambio, pueden encontrarse tanto en tiendas de barrio como en las más altos puestos de trabajo. Y es que, al final, se deduce que tanto blancos como asiáticos han vivido en California desde su fundación y gozan de las mismas oportunidades a casi todos los efectos (**). Los negros no han conseguido la igualdad efectiva hasta hace muy poco tiempo y ni siquiera en todos los estados, mientras que los hispanos son en gran parte inmigrantes de primera o segunda generación con pocos recursos cuando no ilegales. En conclusión resulta que la raza sí es un factor que determina las oportunidades profesionales de las que podrá disfrutar una persona y que, en consecuencia, afectará a la educación a la que podrán acceder sus hijos. No creo que haya nadie discuta que éste es el problema; de hecho no creo que ni siquiera la pregunta que debamos hacernos es si la discriminación positiva es una forma de solucionar a largo plazo este desequilibrio sino algo mucho más básico, si todos estamos dispuestos a buscar una solución a un problema que todos reconocemos. Personalmente creo que hay muchas personas a las que les importa un pimiento, razón por la cual existen partidos políticos que obtienen muchos votos dando explícitamente de lado a las iniciativas integradoras.

(*) No voy a atender al convenio social imperante y denominaré negros a las personas de color. Si alguien me razona porque es considerada una denominación ofensiva me retractaré.

(**) La única diferencia puede estar en la visión que tienen el resto de estadounidenses de los asiáticos, lo que les hace menos atractivos para ocupar un cargo de cara al público en una multinacional.

Anuncios

Articles

En todas partes cuecen habas

In UCB on 20 septiembre, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: La culpa de todo la tiene Yoko Ono – Def Con Dos

Para que vean que no todo lo que digo de las universidades estadounidenses es bueno voy a contar un puñado de anécdotas sobre la organización y las infraestructuras por estas tierras y que así vean que las cosas se hacen igual de mal en todas partes.

Montaje de la instalación eléctrica de unas obras que van a durar meses. La puerta azul que se ve al fondo es el acceso trasero, aunque más usado, al laboratorio.

Hechos remarcables:

i)Empezaron a cambiar el tejado del edificio donde trabajamos hace un mes o así. Eso supone quitar el actual y sustituirlo por otro y en el proceso hacen mucho ruido, porque el tejado debe ser arrancado (literalmente) de la estructura. Los obreros tienen el mismo horario laboral que nosotros así que podemos enterarnos en tiempo real cómo avanzan sus trabajos durante toda la jornada laboral. Por supuesto no han avisado a nadie de que iban a empezar obras. Al preguntarle al administrador del edificio por la obras te despacha con que no sabe cuanto tiempo van a tardar y que sí que aviso via email a todo el mundo. Una investigación más en profundidad revela que, excepto la secretaría del Jefe, nadie más sabía de la obras.

La maravillosa escultura al smidolon o tigre dientes de sable que hay justo a la entrada del Hesse Hall luce cada lunes un aspecto diferente. Esta semana se presentó con una bufanda hecha con cinta policial, pero en otras ocasiones le han puesto esponjas clavadas en los colmillos, calzoncillos por sombrero y una escoba pegada con cinta adhesiva a modo de cresta.

ii) Pides una copia de la llave para poder entrar en tu despacho. Tardan nueve meses en hacértela y la copia que te dan no abre la cerradura. Hace ocho meses y medio que llevas trabajando con una copia que te hizo el compañero.
iii) El responsable de los equipos e instalaciones del grupo de investigación tiene que tener llaves de todas las puertas del laboratorio incluidas las de las entradas al edificio y despachos particulares. En vez de tener un manojo gigante de llaves que deja en su despacho y nunca está a mano pide al administrador la llave maestra. El administrador le dice que de ninguna forma se la va a dar. Uno de los alumnos hace una copia de la llave maestra que él mismo tiene y se la da al responsable de los equipos.
iv) El laboratorio y todos los despachos del grupo de investigación se encuentran en un sótano, sin luz natural ni ventanas. Al menos la ventilación es la adecuada por aquello de que es un sitio donde se queman cosas y hay que evacuar humos.
v) Un despacho se parte por la mitad para compartirlo con otro grupo de investigación. Para ello se tabica por la mitad y se le abre una segunda puerta en otra pared. Un grupo dedica su espacio a poner mesas y sillas para que trabaje gente, mientras que el otro coloca su cluster en su hueco y cierran con llave la puerta. La línea de luz no se cambia y los interruptores de la luz quedan en el despacho cerrado con llave, así que la luz se deja dada siempre para que las personas del otro lado puedan trabajar.

Articles

Universidades (VI)

In UCB on 16 septiembre, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: Sympathy for the devil – The rolling stones

Hoy disfrutaran de una entrada especial en la que voy a presentarles las mascotas de las universidades públicas de California.

Berkeley

Oski, the Golden Bear. El Oso Dorado es un mito de los estados centrales de EEU; un oso de pelaje dorado que habita en los bosques y al que se le atribuyen apariciones premonitorias como si fuese una de los múltiples dioses menosre (virgenes y santos) que pueblan la geografía española.

Davis

Gunrock, mustang azul. ¿Sabían que mustang es el nombre que reciben los caballos cimarrones estadounidenses? Yo pensaba que era únicamente una marca de coches. Ya ven que ignorante.

Irvine

Peter, el oso hormiguero. No hay osos hormigueros por aquí así que dicen que la idea salió de un comic editado por algún alumno de la universidad. Venga, acepto pulpo como animal de compañía.

Los Angeles

Joe, el oso pardo. Para mayor gloria de Joe tiene compañera sentimental Josephine, una osa que le acompaña en los partidos.

Merced

Boomer, el lince. Teniendo en cuenta que la universidad existe desde el año 2005 no está mal, aunque el lince más cercano a Merced esté en Yosemite (a 300 kilómetros de distancia).

Riverside

Scotty, un oso pardo que viste un kilt con un tartan azul y blanco. No sé de que iba a vivir un oso pardo en los highlands escoceses; como no sea de whisky y liebres no le veo yo mucho futuro.

San Diego

King Triton, se lleva la palma a la mascota capaz de aunar originalidad sin perder los papeles demasiado. En mi opinión el logo de la mascota es demasiado épico, pero para gustos colores.

San Francisco

No tiene. Una universidad con 145 años de historia a sus espaldas que no tiene equipos deportivos ni becas para deportistas ni mascota es una cosa bastante rara. Y como raros les ven sus vecinos, por supuesto.

Santa Barbara

Ole, mascota de los Gauchos de Santa Barbara. Esta mascota habla por si sola de una universidad situada en primera línea de playa y que es famosa por sus fiestas. Y lo de que están en primera línea de playa no es una exageración. En UCSD el grueso del campus está a un kilómetro de la playa (aunque biología marina y algunos laboratorios estén en primera línea de playa), pero en UCSB el gueso del campus se extiende a lo largo de la costa, junto a la playa. Como no todo van a ser descalificaciones y tenemos que ser completamente justos hay que reconocerle a Ole lo bien que sabe llevar el bigotón.

Santa Cruz

Sammy, the banana slug. Aunque no supera a Ole, la babosa amarilla tampoco se queda atrás en originalidad y capacidad para inspirar vergüenza ajena. Desde luego intimidar, lo que se dice intimidar, no creo que lo consiga con sus adversarios. ¿Se sentirán los alumnos de UCSC tan identificados con su babosa como lo están los de UCB con su oso?

Articles

Universidades (V)

In UCB on 15 septiembre, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: La carrera – Extremoduro

Voy a seguir hablando de la mercadotecnia en las universidades estadounidenses. Se lo crean o no una de sus fuentes importantes de financiación es el deporte universitario ya que sus deportistas compiten al más alto nivel. La estrategia seguida para poder mantenerse entre los mejores teniendo como cantera únicamente a los propios estudiantes de la universidad son las atletics schoolarships, becas de estudios que se dan a aquellos alumnos o aspirantes a alumnos que demuestran una alta capacidad para participar en un deporte determinado. Los mejores entrenadores del país son contratados por las universidades, tanto públicas como privadas, para hacer las pruebas a los estudiantes de último año de instituto y cribar a aquellos que demuestran ser excepcionales. Si esos estudiantes consiguen mantener su forma física y su competencia durante todos los años que dure su carrera no tendrán que pagar ni un duro por sus estudios.

Natalie Coughlin se sacó su Batchelor of Arts en UCB mientras ganaba medallas olímpicas.

Esta gente, por lo tanto, utiliza una vía completamente diferente a la del común de los mortales para acceder a la universidad valorándosele su capacidad física por encima de sus dotes intelectuales, conocimientos y habilidades sociales. El dilema surge debido a que estos deportistas proporcionan mucho dinero a la universidad y no es del agrado de las administraciones dejar que sus, en ocasiones, pobres resultados académicos obliguen a expulsarlos de la institución. Por ello gozan de un estatus especial que les permite aprobar con mayor facilidad las asignaturas y hace que de forma oficiosa la recompensa por unas altas capacidades en el desarrollo de un deporte pase de ser la posibilidad de estudiar gratis a obtener un título universitario sin coste alguno. Los defensores del sistema de estas becas se apoyan en las estadísticas para afirmar que son una oportunidad de que gente sin recursos tenga acceso a la enseñanza superior; la mayor parte de los que consiguen becas de estudios por hitos académicos, academic scholarships, suelen pertenecer a clases media o alta, mientras que los beneficiarios de atletics schoolarships suelen provenir de familias con bajos ingresos y de grupos étnicos minoritarios.

Hace unas semanas hablaba con dos chicos del laboratorio que estudiaron mechanical mngineering sobre este mismo tema. Me comentaron que el problema con estos estudiantes es que en muchas ocasiones no pueden o quieren seguir las clases y se dedican a molestar, incluso a interrumpir en voz alta al profesor, a sabiendas de que no van a tomar ninguna acción disciplinaria contra ellos. También me dijeron que, a pesar de pensar que esos estudiantes suelen ser unos capullos, le parecía bien que estuviesen en la universidad porque el dinero que ellos producían practicando sus deportes es el que luego le pagaba a él la beca de estudios que le permitió hacer la carrera sin desembolsar ni un duro. Por otro lado, en EEUU, país de la meritocracia, donde no tienen la obsesión con los títulos que tenemos en España la posible injusticia que se comete al regalarles el título se corrige cuando las empresas deciden o no contratarles por haberse sacado la carrera con una beca deportiva o echarles si les contratan por su mal rendimiento. A la larga, en EEUU, la velocidad se demuestra andando y el que no vale aguanta en una empresa lo mismo que el agua en una cesta. Justito como en España, donde nunca se valora más un título o el amiguismo y enchufe que unas capacidades demostradas.

Articles

Universidades (IV)

In UCB on 10 septiembre, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: A means to an end – Joy division

El otro día comentaba que para poder construir nuevos edificios o remodelar espacios comunes hacía falta captar dinero de particulares. En España se nos hace realmente extraño que nadie pueda regalar dinero a una entidad pública sin recibir nada a cambio (*) y desde luego es difícil concebir por qué iban a hacerlo con nuestra mentalidad. El truco está en que la universidad es una comunidad y no, como en España, un conjunto de escuelas y facultades.

El bazar UCB.

El edificio de la foto se encuentra junto a la puerta sur del campus y tiene cuatro plantas. En el se vende casi exclusivamente merchandasing relacionado con la UCB: desde ropa deportiva hasta material de oficina, pasando por pegatinas, posters, peluches o material informático. Digo casi exclusivamente porque tiene una parte dedicada a librería donde se venden libros y guiones para seguir las asignaturas, pero no ocupa más allá de la cuarta parte del sótano. El resto son chorraditas relacionadas con la UCB. Para que se hagan una idea yo tengo mi botella de agua de manatial marca UCB. Piensen en ello, ¿se vendería todo ese material en España? ¿Llevarían ustedes por la calle tres o cuatro días a la semana ropa marca UPM, universidad de León, Burgos o de donde más les guste? ¿Comprarían sus carpetas, mochilas, cuadernos, post-it con el logo de su universidad incluso si costasen lo mismo que los convencionales? Aquí la gente compra todo eso y lo lleva o usa con orgullo.

El logo omnipresente.

Para que se hagan una idea mejor comentaré una anécdota sobre el congreso de Irvine. Como buen congreso de ingenieritos todo el mundo iba con sus polos, pantalones de pinzas, trajes y corbatas o, convalidando todo lo anterior, una camiseta con el logo de su universidad. Si su camiseta es muy “elegante” pero no es de una universidad atraerá miradas, como le pasó a más de un extranjero que no sabía de que iba el tema (**). Si usted lucía un oso con el logo CAL en amarillo chillón o a un oso hormiguero de brazos cruzados mirando con cara de malote y apoyado con desdén sobre las letras UCI será equivalente a si llevase su camisa con corbata. Por supuesto, estas cosas sólo pasan en estas tierras.

Oski, el oso dorado que hace de mascota de UCB. Es muy feo, pero no intenten explicárselo a la gente de por aquí que se pillan rebotes.

Aparte de los ingresos extra que supone para la universidad la venta de merchandising (¿cuántas sudaderas y camisetas con el logo UCLA han visto en España?) es mucho más importante el sentimiento de comunidad que genera entre los estudiantes. Vestir esa ropa es una forma más de sentirse parte de un grupo importante de gente; puedes ir callado andando por las calles de San Francisco que si te encuentras a alguien también vestido con su ropa UCB te saludará. Este sentimiento de comunidad es lo suficientemente fuerte para sobrevivir al propio paso por la universidad y el que luego mueve a los empresarios de éxito a donar dinero a la universidad y a recordarla en todos los actos importantes de su carrera. Esto es justo lo que tiene un gran valor, algo que en España están descubriendo ahora (***). Si quieren mi opinión les diré que la única experiencia universitaria que puede marcar más en tu vida social futura a la propia universidad son las hermandades (fraternities y sororities). En esos sitios si hacen colegas y contactos en los que poder apoyarte toda la vida.

En resumen, que el tema este del marketing es muy importante para las universidades, no sólo por los ingresos directos debidos a las ventas, sino también por la publicidad positiva y gratuita que harán de ti tus alumnos , en menor medida, por las posibles donaciones que puedas recibir. Pregúntenme a mí qué opino de la UPM si quieren y comparamos el recuerdo dejado en alumnos egresados. Aquí preparan una barra libre para todos los nuevos alumnos durante la primera semana de clases, mientra que en mi escuela me hicieron un examen donde me dijeron que era un ceporro. Aquí se graban gran parte de las clases para que puedas volver a verlas desde la intranet; en mi escuela los profesores te expulsaban de los despachos si no sabías la respuesta a la pregunta que ibas a hacerles. Aquí nadie dice que UCB es la mejor universidad de ingeniería del mundo, se sabe; en mi escuela te dicen cada dos por tres lo buenos que son porque sino no se te pasaría por la cabeza. Aquí a los alumnos de doctorado se dedican a cursar asignaturas, investigar y dar clases, no a hacerle el papeleo a burócratas incompetentes. Y ya me callo (****). No se vayan a pensar que UCB no tiene defectos, es sólo que frente a lo acostumbrado casi cualquier cosa es mejor.

(*) Es posible que tengan derecho a algún tipo de desgravación o algo así pero desde luego nada espectacular. Siempre les queda el consuelo de que el edificio lleve su nombre.

(**) Y no, listos, esta vez no fui yo quien dio la nota.

(***) Lo primero que tendrán que hacer para popularizar sus marcas será encontrar logos más dinámicos y juveniles. Ningún chaval de 18 años te va a comprar una camiseta con uno de esos escudos horribles que tienen por seña de identidad las escuelas, facultades y universidades. Por favor, sean sinceros y comparen con el logo CAL de UCB.

(****) No, no me callo, que son todos unos elitistas y ya tengo yo más méritos científicos en mi curriculum que muchos catedráticos que se atreven a mirarte por encima del hombro.

Articles

¿Sabían que …? (IX)

In UCB on 7 septiembre, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: Money for nothing – Dire straits

¿… la UCB no puede utilizar dinero público ni proveniente de proyectos de investigación para construir edificios de la universidad o remodelar espacios comunes a todos los departamentos? La pregunta natural que surge cuando te cuentan esto es con qué dinero se pagan entonces todas estas obras. La respuesta está en una vía de financiación que es España es impensable, las donaciones de particulares. Antiguos alumnos, colaboradores y filántropos donan dinero suficiente para reformar el aula magna, una sala de congresos o construir un edificio (más instalaciones) desde cero. Por eso todos los edificios tienen nombre propio, el mismo que el del tipo que los pagó. Por ejemplo, yo trabajo en Hesse Hall, entre McCone Hall y O’Brien Hall.

Articles

Fuego en el espacio

In UCB on 31 agosto, 2011 por TheEggO

Banda sonora recomendada: Calm like a bomb – Rage against the machine

Despídanse de la primera etapa que se tiene que volver a la Tierra.

Recientemente la NASA decidió dar matarile a los transbordadores espaciales que se han usado durante treinta años para llevar a los astronautas al espacio. Debido a su largo tiempo de servicio y al accidente del Columbia se puso en entredicho la seguridad de los aparatos y se tomó la decisión de diseñar la nueva generación de lanzadores. Esta decisión se ha visto envuelta en polémica, especialmente una vez empezada la crisis, que ha obligado a la NASA a hacer recortes monstruosos de presupuesto. Parece que va a retrasar bastante el diseño y construcción del nuevo cacharro espacial. Por el momento se conforman con hacer un prediseño razonable aunque, como los ingenieros sabrán, esta es una de las fases más importantes porque se fijan puntos fundamentales que condicionan todo el diseño subsiguiente. Por ejemplo, tienen que decidir si el vehículo será o no reutilizable o el tipo de atmósfera que se respirará en su interior. Sobre el segundo punto es sobre el que quiero hablar.

La línea verde indica que no tendrán problemas para respirar, pero por debajo de la azul empezará a "faltarles el aire".

En el actual transbordador se utilizaba una atmósfera terrestre, esto es, compuesta en un 21% por oxígeno y 89 % por nitrógeno a 100 kilopascales aproximadamente de presión. Sin embargo no ha sido siempre así; por ejemplo, las naves Apollo usadas en las años 60 y 70 utilizaban una atmósfera compuesta por un 100% de oxígeno. ¿Cómo funciona el cuerpo cuando le vas mangoneando el aire que respira? Pues en principio bien pero mucha gracia no le hace. Los pulmones funcionan razonablemente bien siempre que, aproximadamente, la presión parcial de oxígeno se mantenga constante. Eso significa que no notan diferencia entre una atmósfera terrestre a 100 kilopascales y 21% de oxígeno y otra con 21 kilopascales y 100% de oxígeno. A efectos prácticos esto significa que el nitrógeno que hay en el aire no aporta nada a nivel del sistema respiratorio y que uno puede “ahorrarse” llevarlo al espacio. Poner cosas en órbita cuesta mucho dinero, entre 20.000 y 30.000 euros por kilo, por lo que poder ahorrarse muchos kilos de nitrógeno es una idea muy atractiva.

¡Mira, mamá! ¡Sin manos!

Por esto mismo dentro de un traje espacial se respira una oxígeno puro, para no cargar con nada innecesario. El problema aparece cuando la Estación Espacial Internacional o el transbordador estadounidense deciden que usan aire como el de abajo porque en ese caso el astronauta tiene que pasar de respirar un tipo de atmósfera a otra. Y cuando uno cambia rápidamente su aire normal por otro con una presión inferior los gases disueltos en sangre pasan a fase gaseosa y esas burbujas en el torrente sanguíneo provocan una embolia. A esto se le conoce como Síndrome de descompresión y suelen padecerlo los buceadores que regresan muy rápido a la superficie. En la Estación Espacial Internacional solucionan este problemilla haciendo que diez horas antes de salir a dar un paseo espacial el astronauta pase a una cámara donde hará lentamente la transición de una atmósfera a otra permitiéndole expulsar todo el nitrógeno del organismo. Lo normal es que aprovechen esas horas muertas para dormir.

Pero bueno, si todos los vehículos usasen la misma atmósfera no habría problema alguno en el transbordo de uno a otro; lo sensato, visto lo visto, es que todos lleven una atmósfera de oxígeno puro. El problema reside en que el nitrógeno hace a su vez de retardante de la ignición de los materiales; las cosas se prenden fuego más fácilmente si les quitas el nitrógeno. Por ejemplo, se estima que en atmósferas con un 25% de oxígeno un árbol genérico, vivo y húmedo empieza a arder espontáneamente con sólo verse expuesto a la luz solar. Mal asunto.

En estas se encuentra la NASA: buscando que hasta dónde pueden bajar el porcentaje de oxígeno para que sus vehículos puedan llevar el máximo peso útil sin que se conviertan en cohetes de feria gigantes. Y para evaluar como de poco combustibles son los materiales que en la tierra llamamos ignífugos ha contratado al grupo de investigación que me acoge. Resultados preliminares publicados hasta el momento (*) indican que el Nomex, material del que se hacen los trajes de bombero y algunas capas de los trajes espaciales prende fácilmente (casi “espontáneamente”) para concentraciones de oxígeno superiores al 30%. Por el momento estos resultados no tienen muy buena pinta si el objetivo es usar volver a usar oxígeno puro. Hasta ahora se ha analizado la influencia del material, la radiación incidente y la concentración de oxígeno pero todavía quedan por estudiar otros materiales y otras condiciones ambientales (soplado y presión). Todavía queda mucho por hacer y, mientras haya ganas y dinero, se seguirá investigando.

(*) Andres F. Osorio, Chris Lautenberger, Carlos Fernandez-Pello, David Urban, and Gary Ruff, Flame Spread Characteristics of Fire Retardant Fabrics, Proceedings of the 23rd ICDERS, July 24–29, 2011 Irvine, USA